BASES DE MAQUILLAJE

Hoy os vamos a hablar de cómo aplicarnos la base de maquillaje en el rostro. Lo imprescindible e importante es escoger una base lo más parecida a nuestro color de piel porque su función es unificar el color no dar color, por eso si dudas y no encuentras un color igual al tuyo elige una que sea más clara pero nunca más oscura y según el tipo de piel que tengamos elegir su textura.

Las bases de maquillaje según su textura, se pueden aplicar de diferentes maneras:

  • Con la yema de los dedos para conseguir que se funda con nuestra piel.
  • Con una esponja para obtener un aspecto más natural. Las esponjas tienen un inconveniente y es que absorben mucho producto asique humedécela antes de coger producto y esto no sucederá.
  • Con una brocha para lograr un acabado profesional. Si utilizas una brocha plana sintética conseguirás que el maquillaje cubra más y si quieres un aspecto natural utiliza una mofeta.

Para aplicar una base de maquillaje fluida, siempre se aconseja echar producto en el dorso de la mano y utilizando esponja, brocha o yema de los dedos la extendemos empezando por el centro y difuminando hacia fuera a toquecitos procurando no arrastrar demasiado el producto. Hay que tener mucho cuidado con los pliegues y los bordes, como por ejemplo las aletas de la nariz, nacimiento del pelo….

Si una vez aplicada la base de maquillaje vemos que se ven imperfecciones, sobre esta se puede aplicar encima un poco de corrector de un color parecido a nuestra piel o más cantidad de base de maquillaje, aplicado a ligeros toques para que tape más y quede natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *