ENTREVISTA A LLUÍS MENGUAL (MDLC4)

Hoy entrevistamos en Sin perder el hilo a Llúis Mengual, participante de la cuarta edición de Maestros de la costura y finalista quedando en segunda posición en la final con Ancor.

Conocimos a Lluís como un chico natural de Barcelona y que con 26 años había estudiado patronaje y se había formado con un modisto que elaboraba prendas de alta costura para condesas. Proveniente de una familia humilde se ha formado y esforzado por y para la profesión de sus sueños.

Antes de comenzar Lluís, muchas gracias por concedernos esta entrevista y felicitarte por tu segundo puesto en la final de la cuarta edición de Maestros de la costura.

Muchisimas gracias!

¿Cómo, cuándo y porqué empezaste en el mundo de la costura?

Empecé de pequeño. Siempre he sido muy curioso y me han encantado las manualidades. Me gusta crear cosas desde 0, fíjate que pintaba al óleo y me hacía yo mis propios lienzos. Siempre me ha gustado el barro y la restauración de muebles. También me gusta encariñarme con las cosas y dedicarles tiempo. Aparte de hacer mil cosas como trajes de muñeca, trapos y punto de cruz, juntaba trapos viejos para sacar un retal y aprender a cortar y coser a máquina. Lo primero que intentaba hacer fue copiar un outfit de la reina Isabel ll para un carnaval. En la cabeza tenía metido que esto no se estudiaba, era un oficio que se aprende pero que no era para mí, que debía dedicarme a otra cosa. La sociedad me había hecho verlo como algo que no era serio, como si no fuese un buen trabajo con el que labrarse un buen futuro. Para mi parecer, en ese momento, era una locura estudiar moda. ¿Cómo le iba a decir yo eso a mis padres si ya se pusieron como locos cuando nombré ser interiorista y hacer el bachiller artístico? Así que, después de un año bastante perdido sin estudiar nada, trabajando y sin saber dónde quería llegar, me di cuenta de que lo único que quería era ser modista (no había otra cosa que me hiciese sentir lleno aparte de la decoración), que quería crear mis propios diseños, quería saber coger una pieza de ropa y convertirla en el vestido que tuviese en mi cabeza, y ¡así me decidí!

¿Cómo surgió la idea de entrar en el programa Maestros de la costura?

Mi mejor amiga, Tania, que es como si fuese una hermana, siempre ha confiado muchísimo en mí y en mi futuro, casi más que yo, que siempre después de los palos que me he ido llevando me he ido decepcionando por épocas. Un día me propuso entrar en el programa, inscribirme, y le dije que ¡ni hablar! que ¡para nada! No pensaba salir en televisión. Bueno, ya podéis ver por donde se pasaría ella mi opinión, que sin yo saber nada se encargó de todos los tramites. 

¿En qué situación estabas cuando te comunicaron que estabas seleccionado para entrar en el programa?

Trabajaba de lo que fuese con tal de ganar un dinero e invertirlo en el taller para no tener que cerrarlo. Cuando me lo comunicaron estaba esperando a que me asegurasen si me daban el horario de mañanas en una fábrica de filtros de laboratorio, ya que así cosiendo las 8 horas intensivas por la mañana me permitía tener las tardes libres para poder seguir luchando por mi taller y visitar a clientes o crear mis diseños.

De todas las prendas que has hecho en tu paso por el concurso, ¿de cuál te sientes más orgulloso y de cuál menos?

Me gustaron mucho cómo me quedaron la chaqueta de alpaca y el traje amarillo de Belle Époque. El vestido del Teatro Real también me gustó bastante y el de novias lo recuerdo con amor. Debo decir que, aunque deba ir al contrario de la sociedad, el público, los jueces o quien sea, mi prenda favorita creo que sigue siendo la blusa del lazo central rojo con todo el cuello de plumas que presenté en la primera prueba. De la que estoy menos orgulloso es la del bañador.

RTVE
De todas las que has realizado, ¿en qué prueba por equipos te gustó más participar y por qué?

Mi prueba favorita de equipos fue la que realizamos en Lagartera, haciendo el traje de lagarterana. La verdad que, para mí, fue genial visitar ese pueblo, lo que se escondía detrás de esos muros, descubrir a los lagarteranos y sus bordados y, sobre todo, sus trajes regionales. ¡Me fui enamorado de ese pueblo!

¿Qué es lo más importante que has aprendido de tu paso por el programa?

¡Qué en casa se vive muy bien!

¿Qué amigos de verdad te llevas de Maestros de la costura?

Me llevo a una gran amiga por muchísimos años que se llama Nani. Me llevo un hermano mayor que se llama Álvaro. Me llevo a una muy buena amiga, que se llama Ana. Me llevo a Laura también, que la quiero muchísimo, y a la tieta Fermina. Da igual si me lo llevo o no porque va a venir cuando le dé la gana.

¿Con cuál de tus compañeros te haría ilusión colaborar en algún proyecto conjunto?

Me fascinan los nuevos proyectos y compartir experiencias, a la vez que no parar de aprender, por eso mismo estaría encantado de hacer un proyecto con cualquiera de ellos.

¿Con cuál de los miembros del jurado te gustaría trabajar en un proyecto conjunto y por qué?

Creo que no podría decantarme por nadie, porque cada uno con su estilo me enloquece. Tengo tantísimo que aprender de cada uno, pero tantísimo, que jamás me cerraría una puerta con ninguno de ellos.

¿Cómo es la experiencia de que un miembro del jurado baje al taller a coser con vosotros?

¡Muy divertido! Al menos, a mí casi siempre me divierte todo, así que me parece genial. 

RTVE
¿Qué te pareció tener como rival a Ancor en la final?

¡Me encantó! Ancor y yo tenemos una gran amistad y eso nos permitió vivir juntos más tiempo y conocer más el uno del otro. Vivir una final con él era lo más bonito que me podía pasar.

¿Crees que tú deberías haber ganado tú la final o que Ancor era justo ganador?

Yo, sinceramente, me veía a mí de ganador, pero como tampoco había ido a eso, sino a vivir la experiencia, ni tampoco era algo que pudiese escoger yo sino que lo decidía un jurado, pues como comprenderéis no me iba a calentar mucho más la cabeza por ello.

¿Cómo viviste la final en plató y después qué sensaciones tuviste al verla por televisión?

Lo viví con muchos nervios, porque estuve todo el programa esperando ese día, y a la vez con ilusión. También te invade el dolor y la pena, pero te quedas mucho más relajado cuando termina la historia y poder seguir adelante con tu vida. Al menos yo soy bastante independiente y necesito mi espacio personal.

Después de acabar el programa de Maestros de la costura, ¿cuáles son tus planes profesionales?

Lanzar por fin mi firma, mi web, tener mi propio negocio, poder vivir de él y progresar poco a poco, sin dejar de sumar y crecer poco a poco. ¡Espero que sea el principio de muchísimo en la vida!

Por último, agradecemos mucho que hayas compartido con nosotros estas preguntas, y nos gustaría que enviaras un saludo a nuestros lectores.

Agradeceros que me hayáis seguido. Para mí, como persona anónima hasta el momento en que salí en televisión, todo esto ha sido nuevo. Recibir tanto apoyo y ánimos de tantísimos seguidores ha sido un honor y un lujo. Me ha dado mucha fuerza para afrontar lo que quedaba de programa. Ha sido un placer sentir tanta comprensión y ver cómo os interesáis en mí, preguntado por esta experiencia y entrevistándome. Muchísimas gracias a vuestro equipo y a cada persona que esté leyendo este mensaje. ¡Muchas gracias a todos y que sepas que sois unos soles!

RTVE

Ha sido un placer haber compartido este ratito contigo y te agradecemos mucho tus palabras. Te deseamos lo mejor y te seguiremos profesionalmente sin ninguna duda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *