La manicura ombré triunfa este año entre las novias

Lidia Gómez, asesora de belleza en DYP Cosmethic y Jennifer Silverio, manicurista oficial de ORLY, nos hablan de una de las tendencias en manicuras que más está dando que hablar, en especial en esta temporada de bodas: la manicura ombré, sin duda una de las preferidas por todas las novias en 2021.

El degradado o manicura con efecto ombré es una técnica gracias a la cuál, la uña va cambiando de color ya sea con un mismo esmalte en distintos tonos o con colores diferentes.                                     

¿Cómo conseguimos hacer la manicura con efecto ombré o degradado?

Lidia Gómez, asesora de belleza en DYP Cosmethic España:

“La forma más fácil si la hacemos en casa es usando una pequeña esponja de maquillaje en la que extendamos los dos tonos que queramos estampar en nuestras uñas. Tras preparar y pintar toda la base de nuestra uña del color deseado, y cuando esté bien seco, aplicamos sobre la esponja un poco humedecida los dos tonos de esmaltes, tanto el color de la base como el nuevo con el que crearemos el efecto ombré o degradado, incidiendo bien en la parte donde ambas tonalidades se unen. Después de esto, ya solo nos queda estampar la sutil mezcla de la esponja en todas nuestras uñas para conseguir la manicura de moda del verano. Podemos repetir la acción dando pequeños toques con la esponja, evitando las capas densas y así asegurarnos de que la uña esté seca entre capa y capa. Si fuese necesario, podemos cortar la parte usada de la esponja y volver a aplicar esmalte en la zona limpia”.

Jennifer Silverio, manicurista oficial de ORLY:

“La manicura efecto ombré se basa en realizar un degradado ayudándonos de una esponja. Comenzamos eligiendo los colores y esmaltamos las uñas con el color más claro, para tenerlo como base (en caso de que sean colores fuertes podemos optar por poner el color blanco como base). Luego, vamos pintando líneas seguidas en la esponja con los colores que hemos escogido e inmediatamente se coloca en la uña con toques suaves, haciendo presión para que el color quede impregnado. Depende de la intensidad que queramos, repetimos hasta lograr el acabado deseado”.

Los tips indispensables

Lidia Gómez (DYP Cosmethic):

“Lo mejor para unas uñas bonitas durante más tiempo es aplicar un endurecedor antes de las capas de color y como paso último, un top coat, siendo el acabado mate otro de los productos que necesitamos. Este paso es esencial ya que la esponja suele dejar la uña rugosa y el top coat hará que se suavice. Para eliminar los restos de esmalte que hayan podido quedar en la piel, recomiendo usar protectores específicos con esa función, o incluso el viejo truco de envolver el contorno de la uña en un poco de cinta adhesiva. En definitiva, las tendencias se dirigen hacia la comodidad y hacia uñas cortas con forma natural, redonda, ovalada… aunque al final, siempre acaba siendo al gusto del consumidor”.

Jennifer Silverio (ORLY):

“Pon los colores en la esponja un poco montados para que las líneas no queden tan definidas y quede más degradado. Es una técnica muy agradecida ya que queda bien en cualquier largo y forma de uñas. Nuestra recomendación es que para las uñas más cortas se opte por utilizar solo dos colores para que no se vea demasiado cargada. El degradado con colores neones es tendencia para este verano, aunque los rosas claros y nudes siempre están presentes sea cual sea la época del año”.

MÁS INFORMACIÓN EN:

DYP Cosmethic ww.dypcosmethic.es          

ORLY www.premiumlacquer.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *